Nuestra Señora de la Esperanza

Nuestra Señora de la Esperanza es una imagen realizada en madera policromada por el escultor Damián Villar en 1952 a petición de la Hermandad Dominicana.

La imagen, de candelero, representa a la Virgen María siguiendo los cánones de belleza andaluza, siendo talla únicamente cabeza, busto y manos contando con un candelero que hace las veces de cuerpo para ser vestido.

La imagen, sufrió una profunda restauración por Javier Roan lo que causó gran revuelo pero que a pesar de ello ha seguido aumentando su devoción.

La Virgen de la Esperanza posee numerosas sayas y mantos realizados en diferentes materiales y colores, pero destaca su gran manto de salida, realizado en terciopelo verde y bordado en oro a partir de los capotes y trajes de luces de los toreros salmantinos "El Viti", Julio Robles y "El Niño de la Capea".
Desfila sobre un paso de palio de orfebrería plateada, en el que se representan diferentes momentos de la vida de la virgen. Bambalinas realizadas en malla de oro y terciopelo verde con diferentes motivos en plata, oro y sedas. El techo de palio, en terciopelo verde y con gloria de La Asunción, se encuentra en proceso de bordado. El palio se completa con candeleria, violeteros, jarras y candelabros de cola.
El palio es cargado de forma interior a dos hombros.

Destaca la Corona de Reina, en orfebrería dorada y piedras preciosas rematada por cruz sobre la bola del mundo. En el interior de la canastilla, un ancla móvil de circonitas como símbolo de la esperanza

1 comentarios:

  1. VIVA LA ESPERANZA y viva la hermandad dominicana

    ResponderEliminar